CÓMO HACER CRECER A TU EMPRESA. TEN INICIATIVA COMO EL AGENTE J

Para crecer en tu empresa es requisito indispensable saber recibir, asumir y ejecutar una orden. Es una capacidad muy productiva y que van a saber valorar los jefes. No obstante, siempre se puede ir un paso adelante, tanto si eres un empleado, autónomo, emprendedor con una pequeña empresa que quieres que crezca o en cualquier proyecto del que formes parte. Lo que verdaderamente da valor a un trabajador o empresario es el hecho de tener iniciativa. Por supuesto, esto no consiste en hacer cada uno la guerra por su cuenta sin consultar a nadie. Todo lo contrario, la iniciativa consiste en generar una hoja de ruta o de alternativas para que, tras su deliberación pertinente, sea aprobado o no un camino a seguir.

Tener la mente abierta y preparada para encontrar nuevas soluciones siempre va a ser útil y te permitirá crecer en tu empresa progresivamente. Tal vez en tu lugar de trabajo siempre se lleva realizando un trámite de la misma manera, pero te has dado cuenta que utilizando otro sistema se puede ahorrar tiempo o dinero… ¡Pues adelante! ¡Plantéalo aunque no sea decisión tuya! Todas las cosas son susceptibles de mejora y no hay que caer en el error de pensar que, como se ha hecho así durante toda la vida, estará bien. No se trata de que des un giro de 180 grados a la situación, pero seguramente estarás en disposición de hacer girar el timón poco a poco hasta que enfile el rumbo adecuado, del mismo modo que en la vida de una persona el camino no es recto, sino que hay que ir sorteando obstáculos.

¿Qué haría el agente J si quisiera crecer en tu empresa?

El cine ofrece muchas situaciones con ideas para ayudarte a crecer en tu empresa. Un claro ejemplo se encuentra en la película “Hombres de Negro”, del año 2000. En ella, el protagonista, interpretado por Will Smith, compite con otros cinco candidatos para ingresar en el cuerpo de los Hombres de Negro. Los otros cinco son personas súper preparadas en distintas organizaciones militares de Estados Unidos y siempre cumplen las órdenes a rajatabla, tienen un expediente impecable. En cambio, el personaje de Will Smith es un policía que no cuida las formas, despistado y va más a su aire. A priori, parece imposible que le pudieran dar el puesto.

En la película, los candidatos están realizando un examen de sus capacidades en unas sillas semicirculares que realmente son incómodas y no tienen más que un pequeño espacio para apoyarse en los laterales. En el centro de la habitación se encontraba una mesa de cristal, que haría mucho ruido al arrastrarla. Sólo al Agente J se le ocurre cogerla y acercársela para escribir bien. Ese era realmente el examen. Porque el problema era el mismo para todos, pero sólo uno tuvo la iniciativa para tomar cartas en el asunto y encontrar una manera de poder apoyarse para escribir. Los otros eran muy buenos cumpliendo órdenes, pero sólo uno supo sacarse las castañas del fuego porque tenía iniciativa. Todo los empresarios buscan gente que aporten ideas y que sumen, haciendo partícipes de la empresa a todos sus integrantes. A continuación puedes ver la escena pulsando sobre este enlace.

El mensaje está claro, atrévete a plasmar tus ideas en realidades aunque seas el único que piensa diferente. Este es un buen camino para el crecimiento de tu empresa. Siempre hay una primera vez para todo y muchos casos de éxito han surgido de la cabeza de un empleado o empresario innovador a quien tildaban de loco. Si en tu empresa estás ante un problema, un inconveniente o algo que no te termina de convencer, seguro que hay algo que puedes hacer para solventarlo. Sé el primero en descubrirlo y estarás avanzando en tu empresa. Si la decisión no depende de ti y rechazan tu propuesta, también habrás demostrado una gran implicación por querer mejorar lo que te rodea y eso siempre hablará bien de ti. Y tu empresa crecerá.